27 de diciembre de 2010

Tragame Tierra


Un día mi  hermana  y  mi  mami  fueron a  comprar  telas  y  cuando  venían de  regreso tenían  que  salir  por  unas  escaleras  en el estacionamiento  del centro comercial, mi hermana  salió primero  y cuando  mi mamá  estaba  saliendo primero  puso  un pie  pero sintió  que piso mal  así que lo regreso  pero el otro  siguiendo la  inercia  del movimiento se  adelanto a  subir  la  escalera  y  que  se  cae para variar  mi hermana  en ves  de  ayudarla  se  puso  a  reírse  como demente (poco  falto para que  se  tirara  al piso a reírse) y ya hasta  las  500 mil le  pregunto  que  si estaba  bien y  la  ayudo a  levantarse, cuando  me lo contaron  no pude  evitar  un recuerdo  de un mega  oso  que  hice  hace  ya  algunos  ayeres.

Resulta  que  para ir  a  la  secundaria  tomaba  un  un micro  de  regreso a  mi casa y  ese  día  no se  ni porque  pero se  me  ocurrió bajarme  por  atrás, así  que  me  puse  de  pie  y  toque el  timbre, pero  el  chofer en  ves  de  hacerme  la parada  se  siguió (  y según me  dijeron después ) dijo: ahorita  te bajo espérame  pero lo dijo tan bajito  que  yo no oí nada  y en  vez  de  esperar  a  que  se  parara  literalmente  me  avente  del micro en movimiento (Hasta la  fecha  no  se  en que  demonios  estaban pensando cuando lo hice) total que me  lance  y para  mi  buena  o mala  suerte  caí de  rodillas  y  también alcance  a meter  las  palmas  de  las  manos, la gente al verme  fue y me  pregunto si estaba  bien yo con toda  la pena  y la  vergûenza  del mundo (pensaba tragame  tierra ¡ahora  ahora!  y  nunca  me  trago) así  que tuve que  contestarles  que  si.


Y  con todo  el  dolor  de  mi corazón camine  el resto del  camino  que  faltaba  para llegar  a  mi  casa ya  que  el micro  me  dejaba  en la  avenida  y yo tenia  que  bajar  unas escaleras  para llegar  a  mi casa, al llegar  abrí  y me  senté  en un sillón de la  sala  pero todavía  no estaba  totalmente  consiente  así que  me  senté  y  me  revise  las  rodillas (ya  se  imaginan mis  rodillas todas  raspadas, con sangre  y  entierradas y  para  colmo las  manos  igual  y  me  puse  a  llorar).


Como  10 minutos  después llego  mi  mamá  y  me  contaba  que  se asusto al verme sentada  en el sillón con  las  palmas de las manos hacia  arriba  como  si  pidiera  limosna   y   llore  y    llore  como  Magdalena.


En fin aprendí  que  así  me  deje  5  cuadras  después jamás  debes  bajarte de  un camion  en movimiento ¡Y que  solo a  mi  me  pasan las  cosas  mas  estúpidamente  posibles jajaja!


Bye  chicos  y  chicas  esta  hermosura un  poco  loca  se  les  cambia  de  post.



5 comentarios:

MiNoBaSa dijo...

jajajajajajajajajajaja hay amiga no escribas estas cosas jajajajajajajajajajajajaja no puedo parar de reir jajaajajajjaajajajaa t pasas jajajjajajajajajajajajajajaja jajajajajajajaja no puedo parar!!!!! jajjajajaja pero oye que fortuna que no t rompiste las rodillas del salto... creias q t hiba a secuetrar el del camion????, creias q nunca bajarias del micro????, o mas bien pensabas... o no este me lleva de regreso a la escuela nooooooo!!!!! jajajajaja de cualquier forma niño no lo hagan en casa y menos sin supervision de un adulto aunq sea el chofer del camio/micro cuenta tambien! :D

El Ser Supremo dijo...

Jajajajaja a mi me paso algo similar... pero en un auto que si se habia estacionado y me gusto tu frase final jaja muy buena.

ѕocιaѕ dijo...

ahhh esos tragame tierra, lo bueno es que ya lo has superado jajaja y ahora sabes que no eres una heroína de película xD y menos mal que del raspon y el llanto .
jajaja cuidate de los micros
saludotes

Alexander dijo...

Primero: un poco cruel tu hermana por reirse de esa manera.
Segundo: Ouch!!.. eso si que duele, eh!.
Abrazos.

Ricardo Miñana dijo...

Que la ilusión y la esperanza sigan llamando a la puerta en el nuevo año que llega,
y que se cumplan tus deseos.

¡¡¡Feliz año 2011!!!