17 de diciembre de 2010

Ah ah Ah ah es lo máximo



Un clásico  sin duda  en  la infancia  de  cualquier niña  es  su  muñeca barbie, a la  que le han dado una  imagen de una  persona cuasi perfecta  con un cuerpo increíble  que  mucho  se ha  discutido  ya  (que  una  mujer  con  sus  medidas  tendría  muchos  problemas, imagínense  a  alguien con 91  centímetros  de  busto, 46 cm de  cintura, y 33 cm de  cadera, que entre otros  le  dolería la  espalda  por  su súper  desarrollado busto, sus pies  estarían totalmente  deformados  y no  podría  usar  cualquier  otro  calzado  que  no fueran unas  divinas  pero torturantes  zapatillas).


Según una investigación realizada por el Hospital Universitario Central de Helsinki, Finlandia,  carecería de la grasa de 17 a 22 por ciento del cuerpo necesarios para que una mujer real  menstrué. 


Lo único  que le  envidio  a  la  barbie  es  su capacidad  para  ser  todologa y  casi  casi  hasta  con título de veterinaria, cajera, modelo, patinadora, detective, gimnasta, jinete, princesa, pediatra, cantante, madre de familia, doctora, policía, azafata, conductora, nutrióloga,  piloto, actriz, bombera, peluquera, astronauta, atleta, dentista, surfista, cocinera, recepcionista, guía  turística, pintora, enfermera, modista, maestra, bailarina  de  ballet, jardinera, cosmetóloga, deportista, banquera, secretaria, hada, mosquetera, psicóloga, niñera, por  supuesto no puede  faltar la  barbie  chef  de  pizza, entre muchas  otras. 


Como me  gustaría  tener  el tiempo y  la  facilidad  que  tiene  ella  para cambiar  de  profesión y  hacerlo  todo estupendo  rayando casi  en  la  perfección.


de 7 a 11 abogada,

de 11 a 3 gimnasta,

de 3 a 7 doctora,

de 7 a 11 azafata,

de 11 a 3 cantante de rock,

de 3 a 7 pintora.


Y estar fresca, descansada y divertida en cada una de mis múltiples profesiones y  en mis ratos libres ser ama de casa mamá de 3 maravillosos hijos y esposa de el guapísimo de ken jajaja. Amaría que la vida fuera así de fácil.


 

2 comentarios:

Alexander dijo...

¡Okey!, sin contar su extraordinaria habilidad para verse bien siempre. Otra cosa, por que coño tiene que ser rubia. Creo que con eso querian romper con el mito que las rubias no tienen nada en el cerebro. Sin embargo, exageraron un poco.
Abrazos.

El Ser Supremo dijo...

Jajajaja buen blog, eso de la barbie siempre se me hizo bastante extraño, ahora entiendo eso del cuerpo, espero encontrarme a alguna chica con esos talentos de profesiones jaja